Partida Deathwatch Overkill

El otro día quedamos las dos personas que hemos escrito para este blog hasta el momento. Edu ha escrito para este blog un par de entradas, concretamente un códex, con parte 1 y parte 2.

Pues bien, él adquirió el juego ‘Deathwatch Overkill’ y lo probamos. Como él ya había tanteado el juego anteriormente, preferí ser yo el cuerpo de marines, ya que para el culto genestealer hay que andar con cartas y eligiendo tretas y demás cuestiones que, de haberme tocado a mi, podíamos habernos quedado a mitad de la primera misión.

No voy a hacer un análisis concienzudo del juego ni una explicación de éste, os dejo las reglas aquí (trataré de conseguir las cartas para daros el juego completo) y en nuestro Submundo para que las descarguéis y lo bicheéis por vuestra cuenta, es corto de leer. Creo que lo más objetivo al final es que saquéis vuestras propias conclusiones, a pesar de que opino que es muy entretenido el juego. La pega principal que le pongo es que, en principio, es para dos jugadores.

Primera misión:

Habiendo ercibido instrucciones de enfrentarse directamente a las fuerzas del Culto para permitir que el resto de la Deathwatch se infiltre sin ser vista en el complejo minero, un aguerrido Kill Team lleva la cólera del Emperador hasta sus enemigos.

En esta misión se trataba de el marine matara a 25 cultistas y el genestealer a 2 marines. El marine empezaba con 4 personajes. Elegí a los siguientes: Edryc Setorax (Guardia del Cuervo), Antur Delassio (Ángeles Sangrientos), Rodricus Grytt (Puños Imperiales) y Vael Donatus (Ultramarines)

En esta misión dispuse a los 4 marines separados por parejas, luego me di cuenta que mejor que fueran juntos. Estuvo la cosa reñida, cayó Vael Donatus pero se consiguió el objetivo de la DW y cayeron más de 25 cultistas.

Segunda misión:

A medida que la Deathwatch se adentra en las minas, Ortan Cassius ordena a todos los Kill Teams reagruparse para asaltar un sistema de comunicaciones bien defendido e impedir así que el Culto siga llamando refuerzos.

En esta misión el marine elegía a 6 personajes y tenía que colocar a 4 en las esquinas de la sección de comunicación, el genestealer tenía que matar a 3 (lógico, ¿no?). Los personajes marines elegidos fueron los siguientes: Ennox Sorrlock (Manos de Hierro), Jetek Suberei (Cicatrices Blancas), Ortan Cassius (Ultramarines), Drenn Redblade (Lobos Espaciales), Vael Donatus (Ultramarines), Rodricus Grytt (Puños Imperiales).

Esta vez empezaban todos juntos y el genestealer podía invocar directamente a los que estuvieran en las cartas de la zona de comunicaciones.

Cometí un fallo del que todavía me arrepiento, fue mandar al cicatriz blanca (que iba en moto) solo por la vida y en vanguardia, debería haberlo dejado cercano al grupo. Fueron avanzando más o menos en bloque. El motorista murió, iba solitario al suicidio. El lobo también cayó por las garras de los genestealer puros, se quedó atrasado para defender la retaguardia. Llegaron cuatro a la sección de comunicaciones, los justos, tres pudieron ponerse nada mas llegar en sus respectivas esquinas, el cuarto era Cassius y no pudo llegar en ese momento pues se trabó en combate y no podía salir de la casilla hasta que se limpiara de enemigos. Se formó la marabunta en la sala de comunicaciones. Finalmente, Cassius no podía avanzar y Vael Donatus volvió a caer a manos de Magus Orthan Trysst, Primer Capataz del cuerpo de mineros de Ghosar Quintus. Misión fallida.

Y esto es todo lo que dio tiempo de jugar en la tarde. Entended que tardamos más por el hecho de tener que ir explicando y aclarando cuestiones. Con el juego claro se debería tardar entre 30-60 min por misión.

Tenemos pendiente quedar más veces para terminar la campaña, así que habrá más de este juego por aquí.

Saludos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *